Mejores focos y bombillas led E27 del 2019 - Guía de Compra.

Por
Comparte en redes:

La bombilla E27, la bombilla más usada en el mundo.

La bombilla e27 es la más popular y usada en todo el mundo. Es aquella que encontramos en la mayoría de los hogares, también es conocida como la rosca Edison, pues fue desarrollada por el inventor norteamericano Tomás Alba Edison en 1909 bajo la marca General Electric. Su nombre deriva de que tiene un diámetro de 27 mm. Podríamos decir que todos, en el transcurso de nuestra vida hemos tenido la necesidad de cambiar una bombilla de este tipo en nuestra casa. Entre las ventajas que posee es que son fáciles de usar y de reemplazar.

Porque usar bombillas led E27

Hoy existen diferentes tipos de bombillas e27 entre las que destacan las siguientes: Las incandescentes, las halógenas y las led. Las bombillas led e27 son las más recomendadas para el uso diario o doméstico en la actualidad. Por qué? Por qué no contienen químicos tóxicos, tiene una vida útil de 10,000 a 40000 horas y utilizan menos electricidad para generar luz. Tienen 80-90% más de eficacia y con una duración de hasta 10 veces más que las bombillas incandescentes.

Las bombillas led pueden durar de entre 4 a 15 años, a diferencia de las incandescentes que tienen una vida útil de sólo un año. Otra diferencia considerable entre las bombillas incandescentes y las bombillas LED, son por supuesto, el precio. Las bombillas led son mucho más costosas que las bombillas incandescentes. Sin embargo en la actualidad el costo de las bombillas led ha ido bajando considerablemente y las opciones a elegir se multiplican.

Hoy día existe una gran variedad de opciones, permitiendo por ejemplo, regular la intensidad de la iluminación, creando atmósferas especiales para cada ocasión. También existen en diferentes formas y colores. Su luz fría y blanca es especialmente útil para el estudio y la lectura.

Otros aspectos que usted debe tomar en cuenta a la hora de elegir su bombilla LED E27

Ahora que ya conoces algunos aspectos detrás de esta tecnología, veamos algunas características concretas que distinguen unos de otros modelos al comprarlos.

A la hora de elegir tu bombilla recuerda fijarte en estos elementos:

Tono de luz

El tipo de color que tendrá la luz de nuestra bombilla viene expresado en grados Kelvin. Por tal motivo, podremos obtener tres tipos de luz: blanco cálido, blanco puro y blanco frío. Cada color está diseñado para una función en particular. El blanco frío es ideal para aquellos lugares donde se necesita una luz blanca y que nos ofrezca la máxima luz posible como puede ser el garaje, etc…

El blanco puro es ideal para usar en cuartos de baño, cocina o lugar de trabajo.

Por último, la luz con tono amarillo, o también conocida como blanco cálido, es apropiada para las habitaciones, sala de estar, etc. ya que ofrece un tipo de luz más de ambiente y agradable.

Blanco cálido: 2.800 – 3.300K

Blanco puro: 4.000- 5.000K

Blanco frío: 5.000 – 6.500K

La percepción personal es importante para la especificación de la temperatura de color. Sobre gustos no hay nada escrito, y cada uno optará por el tono de luz que más le guste para cada estancia.

Ángulo de apertura

El haz de luz de la bombilla. A menor ángulo, más focalizada estará la luz en un punto concreto. Por ejemplo, 40 grados bastarían para enfocar una vitrina, un cuadro o cualquier objeto. Para iluminar habitaciones completas se aconseja un ángulo de 120 grados de apertura. Otra muestra: los focos empotrables llevan una bombilla halógena de 36 grados.

Estamos convencidos te interesarán estas categorías: